El acero es una aleación de los elementos hierro y carbono. La mayoría de los aceros contienen entre 0% y 1% de carbono, con la excepción de algunos aceros para herramientas que contienen cantidades mayores. Normalmente hay tres categorías de aceros: de bajo carbono, de medio carbono y de alto carbono. La cantidad de carbono presente en el acero afecta a la tenacidad y la templabilidad del material.
¿Quiere una explicación sencilla de cómo influye el carbono en las propiedades mecánicas de los distintos aceros? Ryan Van Dyke, uno de nuestros metalúrgicos, explica la relación en esta entrega del Minuto Metalúrgico de Paulo. 
 

es_MXEspañol de México
Enviar esto a un amigo