Cómo su procesador térmico puede ayudar a disminuir el dolor de las fluctuaciones de la cadena de suministro

Los fabricantes deben ser capaces de responder a las cambiantes condiciones del mercado si quieren garantizar la longevidad de sus negocios. Aunque es cierto el adagio de que lo único constante es el cambio, nadie podía prever el impacto de la pandemia mundial de 2020. La pandemia ha demostrado el poder del efecto látigo en las cadenas de suministro. También ha puesto de manifiesto cómo un buen socio de tratamiento térmico puede ayudar a los fabricantes a sortear la incertidumbre con más confianza. Este artículo explicará el efecto látigo, cómo puede afectarle y cómo puede ayudarle un socio proactivo de tratamiento térmico como Paulo.

¿Qué es el efecto látigo?

El efecto látigo (también conocido como efecto whiplash o whipsaw) es un término que describe un fenómeno común en la gestión de la cadena de suministro: los cambios en la demanda del mercado tienen un efecto cada vez más pronunciado en los fabricantes que están más arriba en la cadena de suministro.
Así, si se piensa en los consumidores finales como la mano que sostiene el látigo y en los proveedores de materias primas como la punta, es fácil de visualizar: un sutil movimiento realizado por la mano provoca un movimiento masivo en el extremo. 
El efecto "bullwhip" puede deberse a factores como los errores de previsión, la preparación de pedidos, los plazos de entrega y los descuentos en las ventas o en los precios... además de los grandes acontecimientos mundiales, como la pandemia de 2020.

Cómo le afecta el efecto látigo

Estas fluctuaciones de la cadena de suministro pueden tener consecuencias potencialmente adversas para su negocio. Es posible que acabe teniendo demasiadas existencias a mano, lo que supondría un aumento de los costes de mantenimiento del inventario. Tener que iniciar y detener la producción en un mercado volátil dificulta la previsión, el personal y la programación de forma proactiva. Además, la falta de confianza en su capacidad para satisfacer el aumento de la demanda puede hacer que se pierdan oportunidades, que los clientes queden insatisfechos y que se pierdan ingresos. 
En lo que respecta al tratamiento térmico, las fluctuaciones de la demanda pueden provocar más problemas operativos, sobre todo si lo realiza usted mismo. En primer lugar, los costes y el tiempo necesarios para detener y poner en marcha los equipos de tratamiento térmico pueden resultar gravosos cuando el volumen de pedidos es imprevisible. Es posible que haya despedido o suspendido al personal que suele realizar el tratamiento térmico o que haya reducido el número de turnos, lo que provoca cuellos de botella en la producción. 
Si subcontrata el tratamiento térmico a un socio, las oscilaciones de la demanda también ejercerán presión sobre su proveedor. Como es probable que tenga que hacer frente a mayores volúmenes de otros clientes de su sector, es posible que no pueda cumplir los plazos de entrega que usted exige para mantener sus compromisos. Por otro lado, puede que su proveedor se muestre menos receptivo tras un periodo de bajo volumen. Cualquiera de las dos situaciones puede indicar que ha llegado el momento de buscar un procesador térmico que pueda servirle de forma constante, incluso cuando el mercado no es nada constante.

Cómo le ayuda Paulo datagineering a mantener la eficiencia en condiciones de mercado fluctuantes

El tratamiento térmico suele ser uno de los últimos eslabones de la cadena de suministro. Tras el procesamiento, las piezas suelen enviarse para su montaje en aviones, automóviles, armas de fuego o cualquier otro destino. Conocemos el efecto látigo y hemos creado nuestros sistemas y procesos para reducir la carga que supone para nuestro equipo y ayudar a nuestros clientes a seguir siendo eficientes en condiciones inciertas. Así es como Paulo datagineering te funcione.

  • Minimizar los plazos de entrega. Los plazos de entrega son fundamentales cuando sus piezas tienen una gran demanda. Organizamos el flujo de trabajo a través de nuestro sistema para minimizar el tiempo de inactividad de los equipos y evitar los ciclos de baja carga siempre que sea posible. Mantener nuestro máximo rendimiento total de forma constante nos permite procesar sus piezas a la mayor velocidad posible.
  • Capacidad incorporada para emergencias y órdenes de desbordamiento. Sabemos que las emergencias ocurren, y queremos poder ayudar a nuestros socios a manejar esas situaciones con el menor estrés posible. Por eso llenamos nuestra capacidad de sólo 80% con trabajos rutinarios, de modo que cuando su cliente necesita un pedido grande con un plazo de entrega ajustado, usted puede decir que sí con confianza, manteniendo su reputación como proveedor en el que pueden confiar y aprovechando todas las oportunidades de ingresos. Además, la redundancia de los equipos y las múltiples ubicaciones del sistema Paulo le proporcionan una mayor protección frente a los imprevistos.
  • Procesamiento de precisión con automatización e integración. Cuando los plazos y los presupuestos son ajustados, la precisión cuenta. Cada pieza que requiere un reprocesamiento o acaba en el contenedor de desechos afecta a los plazos y al resultado final. Paulo Sistema PICSLos procesos de prueba y los controles automatizados de los hornos garantizan la máxima repetibilidad de sus piezas, de modo que obtenemos el resultado correcto a la primera.

Luchemos juntos contra el efecto látigo

Tanto si ya subcontrata su tratamiento térmico como si necesita ayuda con planificación de contingenciaso realizar el tratamiento térmico en casa, Paulo puede ofrecer un alivio de los efectos de las fluctuaciones de la cadena de suministro. Hemos diseñado nuestros sistemas y procesos para ayudarle a navegar por la incertidumbre del mercado con confianza. Póngase en contacto con un experto de Paulo hoy mismo: tráiganos sus retos y trabajaremos juntos para resolverlos.

Aeroespacial | Automoción | Tratamiento térmico
es_MXEspañol de México
Enviar esto a un amigo