La tecnología de los hornos de vacío ha avanzado bastante a lo largo de los años. Aunque el método convencional de temple en aceite sigue dando grandes resultados, la nueva técnica de gas a alta presión es el método preferido por muchos metalúrgicos.

Una gran ventaja del uso de gas a alta presión es que trata el material de forma mucho más uniforme. Aunque todas las formas de tratamiento térmico provocan cierto nivel de distorsión, normalmente vemos 50-75% menos distorsión con el gas que con el enfriamiento en aceite. 

También hay una diferencia en la ductilidad entre los métodos de gas y aceite. Al comparar piezas idénticas de AISI 4140 que han sido tratadas térmicamente con los distintos métodos, observamos un mayor límite elástico y un mayor alargamiento en la muestra tratada con gas de alta presión respecto a la pieza templada con aceite.

Los metalúrgicos de Paulo son expertos en la ciencia del tratamiento térmico y en la tecnología más avanzada de hoy en día para endurecer el acero. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para saber más sobre nuestras capacidades de tratamiento térmico. 

es_MXEspañol de México
Enviar esto a un amigo